Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El blog de Hilda González

Príncipe Azul Vs. Hombre Perfecto

4 Enero 2011 , Escrito por Dra.Corazon Etiquetado en #Reflexiones de la Vida

hombre-perfecto.jpgTodas cuando niñas, aunque sea un cuento llegamos a escuchar en donde aparecía un maravilloso “Príncipe Azul”. Un indiscutible caballero real, de nobles sentimientos y corazón valiente, de elegante vestir, con espada envainada y escudo, que estaba dispuesto a ganar y defender su amor hasta el final. Aquel que con tiernas palabras, rosas y detalles, conquistaba poco a poco el corazón de su princesa, y en un caballo blanco llegaba en el momento más oportuno para rescatarla y llevarla consigo. Ese héroe y personaje de cuento, fue el primer hombre que todas las mujeres soñamos encontrar algún día, y fue la primera fantasía que se robó nuestra ilusión, llevándonos a imaginar cómo sería nuestro primer amor, y el tan anhelado primer beso.

A unas, como a mí por ejemplo, nos llegó temprano, y hablo del primer amor pero desafortunadamente no del primer beso; entonces la inocencia de la niñez fue una llave que me abrió la puerta a la fantasía de vivir un amor como el de los cuentos.  Otras, no lo vivieron en la infancia, pero igualmente el primer amor, resulta ser inolvidable e indiscutiblemente irremplazable, porque es allí donde despertamos y nos sumergimos en la dimensión del amor, y conocemos lo que es estar enamoradas de un Hombre al que creemos con firmeza, es nuestro Príncipe Azul.

Si siguiera hablando de la experiencia del primer amor, me extendería demasiado y eso mis corazones debe ser otro artículo, así que paso la página. Pues bien, cuando ese príncipe azul pierde su color y su realeza se torna falsa, ese primer amor termina, las ilusiones inevitablemente se desbaratan y  definitivamente “algo cambia”, la realidad se hace cruel y el desamor nos hiere el corazón. Es reglamentario, todo comienzo tiene un fin, así que después de esto, nos olvidamos de que existe tal “Príncipe Azul” y dependiendo de la magnitud de nuestra desilusión llegamos a decir: “no me vuelvo a enamorar”, “el amor no existe”, “todos los hombres son iguales”, “el amor solo existe en los cuentos”, “el amor es para tontos”, “si te enamoras pierdes”… y así miles de frases más, pero todas con un común denominador, un corazón herido.

Pero… amigas, seamos sinceras! Es imposible cerrarse al amor! Y esto es porque nadie llega al amor, sino que el amor llega a nosotros;  así que, a unas más tarde y a otras más temprano, Cupido nos vuelve a flechar, y el amor, vuelve a nacer…

Ahora, en esa época en la que nos desenamoramos del amor, y dejamos a “dieta los sentimientos” como dice la canción, empezamos a estereotipar como sería nuestro “Hombre Perfecto”… si, ok! Bravo por nosotras! Al fin hemos aceptado que los príncipes azules solo pertenecen a los cuentos! Pero… el “Hombre Perfecto” sigue siendo un personaje, y veamos por qué…

Sin alusiones personales, citaré mi ejemplo: yo digo… ahhh es que mi hombre perfecto sería alto, blanco, cabello liso y negro, ojos grandes y negros, mirada pacífica y profunda, manos y pecho fuerte, contextura delgada,  bien educado, inteligente, valiente, idealista, perseverante y constante, que ame a Dios por sobre todas las cosas y que tenga temor de él en su corazón, apasionado en todo lo que haga, y obviamente que me sepa amar… ok! He terminado con mi lista, tampoco es la gran lista, y no es que sea exigente, pero así sería mi Hombre Perfecto, y así cada una idealiza como sería el suyo.

Volviendo a la realidad y a la verdad, el Amor es un sentimiento libre que “no tiene hora ni fecha en el calendario”, que no está en una vitrina con un valor etiquetado para que podamos escoger, y que no se deja atrapar sino es el quién te atrapa, cuando menos lo crees y cuando menos lo esperas…

Por eso digo amigas mías, muy responsablemente, con plena seguridad y si temor alguno, el “Hombre Perfecto” no existe, pero para cada mujer hay un hombre que es enviado por Dios, porque así lo estableció él desde el principio de la creación, y eso no ha cambiado hasta nuestros tiempos, sólo hay que tener discernimiento y fe en que es así.

No creas en la perfección de la belleza, cree en la perfección del amor, que es el más puro y real de los sentimientos. No busques ni persigas estereotipos, porque solo conseguirás dar vueltas en círculo llegando a un mismo lugar, la decepción!... No ignores las señales de amor que saltan a tus ojos, quizás es persona está justo en frente y tu mirada se ha perdido más allá del horizonte buscando ese amor… Déjate sorprender por la vida, y recuerda que las cosas más reales y verdaderas no pueden verse. Cuando tu corazón aprende a amar tus ojos ven la libertad y todo aquello que mires será perfecto!...

Así que convéncete de una vez, de la batalla Príncipe Azul Vs. Hombre Perfecto, solo EL AMOR es el real y único GANADOR!!!     

Compartir este post

Repost 0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post

Kill Vogue 04/01/2011 14:01


Aunque el corazón pide siempre un príncipe azul, la razón es siempre más partidaria de encontrar el Hombre Perfecto.